Proyecto
“CERCA DE TI”

PROYECTO PASTORAL 2020-2023 | “CERCA DE TI”

La fidelidad al mandato misionero, “Id y anunciad el Evangelio” (Mc 16,15), y la renovación pastoral, personal y comunitaria que necesita nuestra Iglesia, no derivan primeramente de esfuerzos humanos; es siempre gracia que hay que pedir y acoger, desde un profundo amor a la Iglesia. Este amor nos impulsa a trabajar por hacerla mejor y más fiel al Evangelio. […] La fidelidad a nuestra identidad y vocación más propias, al contexto social, cultural y religioso en el que vivimos, y al momento que vive la Iglesia, exige la renovación pastoral, personal y comunitaria de nuestra Iglesia de Zaragoza, nos exige constituirnos en «estado permanente de misión» (cf. EG 25).

La Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro, con su Consejo Parroquial al frente, decidió en el curso pasado comenzar un proceso de renovación del Plan Pastoral Parroquial, a la luz de la invitación del Papa Francisco en la Encíclica Evangelii Gaudium que nos llama a caminar para la Misión.

Tras un proceso de reflexión en común, interrumpido por la crisis sanitaria vivida a raíz de la Covid-19, y que quiere ser continuado junto a la acción pastoral, hemos podido constatar que las necesidades de nuestro barrio y de nuestra comunidad no son muy diferentes a aquellas señaladas por el Papa y más concretamente por nuestro obispo en el Plan Pastoral propuesto a la diócesis el pasado quinquenio.

El Plan Pastoral Diocesano nos proponía una serie de respuestas a los retos que la evangelización suscita hoy. Estas tres respuestas son las siguientes:

RESPUESTA 1: Desarrollar una pastoral misionera: al encuentro de las personas (especialmente de los jóvenes, de las familias), con nuevos lenguajes.
RESPUESTA 2: Seguir creciendo en la dimensión caritativa y social de la fe.
RESPUESTA 3: Edificar una Iglesia de «puertas abiertas»: acogedora, comunitaria, sencilla

En sintonía con esta corriente de renovación eclesial, la Congregación del Santísimo Redentor ha establecido las siguientes  prioridades apostólicas para la misión redentorista:

1 Las personas más afectadas por el ambiente secularizado que se quedan sin respuestas delante de esta nueva realidad que les toca vivir: nuevas realidades familiares, nuevos planteamientos ético-morales sobre el inicio y final de la vida, mundo laboral, sexualidad, etc.
2 Las personas que viven al margen de la sociedad: los pobres materiales, los que más sufren por las desigualdades y falta de oportunidades, los sin hogar, los encarcelados y gente de extractos sociales más discriminados
3 Los jóvenes y jóvenes adultos, que no acaban de encontrar sentido a su presencia en la sociedad y en la iglesia
4 Los migrantes y todas las personas afectadas por los flujos migratorios: trata de personas, particular explotación de la mujer, gitanos, desplazados por la guerra, refugiados, etc.

Todas estas prioridades y respuestas son para nosotros una llamada a la oración, a la reflexión y a la acción para seguir avanzando en un anuncio misionero que lleve la alegría del Evangelio a todos los que la necesitan y a mostrar a Jesucristo Redentor como camino, verdad y vida.

La realidad sociocultural de nuestro entorno es variada, pues si bien tenemos un alto porcentaje de personas mayores viviendo en el territorio de la Parroquia, constatamos que la realidad de las personas que conforman la comunidad cristiana del Perpetuo Socorro es muy variada.

No es menos cierto que acuden a nosotros personas de diferentes áreas de la cuidad vinculadas a nosotros más por una pertenencia afectiva o una sintonía pastoral que por una cuestión geográfica.

A nivel económico, si bien podemos decir que las condiciones sociales y económicas de nuestro entorno son buenas, hay toda un área de la parroquia en la que vive un gran número de personas que, debido a su condición de migrante o a otros factores socioeconómicos, necesitan del acompañamiento y la asistencia social y suponen todo un reto para nosotros.

Todas estas situaciones se han visto condicionadas por la pandemia que aún a día de hoy afecta tanto a las situaciones personales como a la capacidad de respuesta de la parroquia.

Si bien es ésta una situación novedosa, no queremos que trunque el proceso de renovación que habíamos comenzado en la comunidad, aunque necesariamente influirá en nuestro modo de anunciar el evangelio y en los medios para ello.

La situación de confinamiento vivida y sus consecuencias, unidas a otras situaciones derivadas de la crisis sanitaria y de la emergencia social que comenzamos a vislumbrar son sin duda una llamada de socorro que nos impulsa a llevar el evangelio a los más abandonados, y entre ellos a los más pobres.

La Asamblea Parroquial del pasado 9 de febrero de 2020 nos hizo a todos conscientes de la necesidad de fortalecer los vínculos de comunión dentro de la comunidad parroquial y de la importancia de salir a buscar a nuestro hermanos más frágiles.

Las propuestas extraídas del diálogo en la asamblea expresan que las principales preocupaciones de la comunidad cristiana giran en torno a tres ejes:

1 Fortalecimiento de la comunión a nivel interno.
2 Acercamiento a las familias y los alejados.
3 Cuidado de los mayores y de las personas más necesitadas.

La fragilidad en estas tres áreas se ha visto agravada por la enfermedad de la Covid-19 y sus consecuencias, cuyo alcance consideramos aún difícil de prever.

Aún así, creemos que es el momento de comenzar a caminar y a desarrollar el proyecto pastoral que pondremos en marcha en el próximo curso.

Siendo conscientes de todo ello, como objetivo central de este proyecto proponemos: “Potenciar la cercanía pastoral y el acompañamiento a los más frágiles, anunciando el Evangelio con palabras y obras en medio de un mundo herido”.

Teniendo en cuenta lo dialogado en la asamblea parroquial y la nueva realidad generada a raíz de la COVID-19, las 6 prioridades que planteamos de este proyecto son:

· Acoger y acompañar a las personas más afectadas por la pandemia.
· Acompañar pastoralmente todas las realidades familiares.
· Ayudar y acompañar a los mayores, personas solas o enfermas.
· Acompañar a los jóvenes en el proceso de crecimiento en la fe y discernimiento vocacional.
· Mejorar la comunicación y uso de las redes sociales como medio de evangelización.
· Crecimiento en conciencia ecológica y desarrollo sostenible.

CONSEJO PASTORAL

Este grupo, que nace en conformidad con el deseo expresado por el Código de Derecho Canónico (cánones 535-537), tiene como función asesorar al párroco en la coordinación de la acción pastoral de la parroquia y en sus decisiones.

El Consejo Parroquial evaluará a final de cada curso la aplicación del Proyecto Pastoral, tomando las decisiones oportunas de cara a la mejor implementación del mismo.

El Consejo Pastoral Parroquial se rige por sus propios estatutos, aprobados por la Autoridad Diocesana.

CONSEJO DE ASUNTOS ECONÓMICOS

En toda Parroquia ha de haber un Consejo Económico Parroquial que, presidido por el Párroco, es el órgano responsable de la obtención y gestión de los recursos económicos (cf. c. 537 CIC). Dicho Consejo presta su ayuda al párroco en su calidad de administrador de los bienes de la parroquia (cf. c. 532 CIC).

El Consejo Parroquial de Asuntos Económicos ayuda al párroco en la administración de los bienes de la Parroquia.

Está formado por tres laicos y el párroco y sus funciones son:

1 Promover la conciencia de todos los miembros de la comunidad parroquial en su deber de aportar los recursos necesarios para la vida y misión de la Iglesia.
2 Planificar las necesidades económicas de la parroquia a corto y largo plazo y programar la obtención de los correspondientes recursos.
Aprobar los balances de situación y las cuentas de resultados, y elaborar los presupuestos anuales de ingresos y gastos, que habrán de presentarse al Ecónomo Diocesano.
Asesorar al equipo de sacerdotes en las obras de mantenimiento y conservación de los inmuebles de la parroquia.
Elaborar y tener al día el inventario de los bienes muebles e inmuebles de la parroquia y cuidar de su conservación y rendimiento.
6 Informar periódica y asiduamente a la comunidad parroquial de la marcha de la economía de la parroquia.

Avenida Pintor Francisco Goya, 7. 50006 Zaragoza. · Tel. 976 27 47 81 · zaragozaperpetuosocorro@gmail.com 
Política de Privacidad  · Aviso Legal