SÍNODO SOBRE

LA SINODALIDAD 

¿QUÉ ES UN SÍNODO?

El Sínodo de los Obispos es un organismo consultivo para pedir a obispos de todo el mundo que participen en el gobierno de la Iglesia, aconsejando al Papa sobre asuntos de interés para la Iglesia universal.

Al convocar esta reunión del Sínodo, el papa Francisco quiere que toda la Iglesia reflexione sobre la sinodalidad, un tema que él considera que es decisivo para la vida y la misión de la Iglesia.

PROCESO DEL SÍNODO

  • 7 de septiembre de 2021: la Secretaría General Permanente del Sínodo envía a las Iglesias particulares el Documento Preparatorio, para comenzar la fase diocesana.
  • 9 y 10 de octubre en el Vaticano: apertura solemne del camino sinodal, 
  • 17 de octubre: apertura solemne del camino sinodal en las Iglesias locales, a cargo de cada obispo.
  • Octubre de 2021-agosto de 2022: fase diocesana: cada diócesis trabaja el Documento Preparatorio, las consultas terminan con una reunión presinodal y elevan sus conclusiones a la Conferencia Episcopal. A su vez, cada Conferencia Episcopal recopila todas las aportaciones y redacta un solo informe que manda a Roma antes de agosto.
  • Agosto de 2022: la Secretaría General del Sínodo recibe las aportaciones de todas las Iglesias locales.
  • Septiembre de 2022: la Secretaría General del Sínodo publica el primer Instrumentum laboris, fruto de las aportaciones de la fase diocesana.
  • Septiembre de 2022-marzo de 2023: fase continental: organizadas en siete regiones, las Iglesias estudian el Instrumentum laboris y preparan sus propias conclusiones, que envían a Roma antes de marzo de 2023.
  • Marzo de 2023: la Secretaría General del Sínodo recibe las contribuciones de todas las Iglesias a nivel continental o regional.
  • Junio de 2023: la Secretaría General del Sínodo publica el segundo Instrumentum laboris, fruto de las aportaciones de la fase continental.
  • Octubre de 2023: fase de Iglesia universal. Se celebra la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos.

 

TEMAS CENTRALES de la FASE DIOCESANA DEL SÍNODO

  1.    LAICADO. Necesidad de ser escuchados, redescubrir su vocación bautismal, corresponsabilidad, formación sinodal, ministerios, asociacionismo como forma de comunión, misión evangelizadora, presencia en el mundo.

  2. MUJER. Situación,integración,igualdad,responsabilidadesenlasestructuras,ministerios.

  3. LA COMUNIDAD. Consejos parroquiales y diocesanos, autoridad compartida como servicio, coordinación, unidades pastorales, revisión de estructuras parroquiales, diocesanas y de Iglesia universal, transparencia, consagrados/as, relevo generacional.

  4. CELEBRAR LA FE.Renovar la liturgia de la Eucaristía y de algunos sacramentos: ritos y lenguajes, homilías, espacio celebrativo, participación, unión con la vida, celebraciones de la Palabra

  5. ACOGIDA. Comunidades acogedoras y cercanas con las personas homosexuales, las víctimas de abusos, los sacerdotes casados, las otras confesiones y religiones.

  6. OPCIÓN PREFERENCIAL POR LOS POBRES. Más coherencia y coordinación dentro de Iglesia, siendo más pobre, caminar con los pobres y lucha por la justicia, con salida a las periferias, en particular con enfermos ancianos, personas que sufren soledad, discapacitados, personas privadas de libertad, migrantes, refugiados, parados, jóvenes con trabajos precarios y toda persona necesitada.

  7. COMUNICACIÓN. Más efectiva y con recursos más unificados.

A) Interna: nuevos lenguajes (sobre la enseñanza doctrinal), medios, sencillez,valentía.

B) Externa: mejora de la imagen de la Iglesia que dan los MCS y las redes sociales; mejora del diálogo con la sociedad (ciencia, cultura, etc.).

  1. JÓVENES Y NIÑOS. Sacramentos, lenguajes, catequesis, acompañamiento, proyectos, falta de relevo generacional y vocacional.

  2. SACERDOTES. Formación sinodal inicial y seminarios; formación permanente, talante cercano y sinodal, acompañados por la comunidad, celibato opcional, autoridad y servicio en la Iglesia.

  3. EVANGELIZACIÓN.La transmisión del mensaje evangélico intergeneracional. Evangelizar en las periferias de la vida pública y social en un entorno secularizado y adverso a los valores cristianos. Iglesia en salida, pastoral de la sanación, confianza en el proceso sinodal.

El Espíritu está vivo, resuena en la comunidad y nos anima a caminar juntos

Avenida Pintor Francisco Goya, 7. 50006 Zaragoza. · Tel. 976 27 47 81 · zaragozaperpetuosocorro@gmail.com
Política de Privacidad  · Aviso Legal